Seis años tenía la menor cuando Hacienda decidió declararla responsable solidaria junto a  su madre sobre la cantidad de  477.249,70 euros. Su madre deicidio donarla el inmueble para evadir responsabilidades con Hacienda y causa de esto la última decidió declararla causante o colaboradora de ocultación de bienes. Lo peor es que se haya necesitado llegar hasta el Tribunal Supremo para entender y decidir que un menor no tiene capacidad de obrar y por tanto no puede llevar a cabo negocios jurídicos. La Audiencia Nacional y las anteriores Jurisdicciones entendían que si había esta responsabilidad solidaria ya que quien representaba legalmente a la menor era su padre y había hermanos mayores. Más información AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.